¿Cómo saber si es la gripe común o la gripe A? ¿Cómo se publican datos si no se hacen pruebas?

5 octubre, 2009

PREGUNTA: Mi médico me ha dicho que tengo gripe, pero no me han hecho ningún tipo de pruebas, ¿cómo saber si es la gripe común o la gripe a?, ¿cómo se publican datos si no se hacen pruebas?

  • En el momento actual, con una extensión amplia de la gripe, el diagnóstico se realiza como todos los años en época de gripe: por los síntomas. La gran mayoría de la población con síntomas de gripe no precisará pruebas para el nuevo virus H1N1,  porque no necesitará un tratamiento diferente. Además,  las pruebas rápidas no distinguen esta gripe A de la gripe A estacional.
  • Todos los inviernos circulan varios subtipos de gripe (habitualmente son subtipos de gripe A), aunque predomine uno. Los síntomas son similares y no hay diferencias en el tratamiento. Hasta ahora, la gran mayoría de los casos de gripe en los que se ha realizado diagnóstico virológico, la causa era la nueva gripe A. Por tanto, es probable que esta sea la gripe que ha pasado, con una probabilidad muy baja de complicaciones.
  • Los casos de gripe se obtienen, por tanto, con el recuento de los pacientes con síntomas que diagnostican los médicos (en el centro de salud o en el hospital). ¿Sólo eso? No. En España hay un “Sistema de Vigilancia de la Gripe” desde hace años. Una parte de los médicos del sistema sanitario, llamados “médicos centinela”, toman muestras a una parte de los pacientes que diagnostican de gripe por los síntomas. Eso permite determinar qué porcentaje de los pacientes que diagnostican de gripe presentan gripe A u otro tipo de virus (de la gripe o no). Este resultado no tiene utilidad para decidir el tratamiento para el paciente (es igual que sea un tipo de virus u otro), pero si es muy importante para la “vigilancia epidemiológica” y, en esta temporada, permite calcular la tasa de infección por la nueva gripe A.
  • En pacientes hospitalizados con sospecha de gripe, la muestra se recoge en todos los casos, por lo que el número de complicaciones y muertes por gripe se conoce con mucha exactitud. Sin embargo, es probable que el número de casos de gripe leve sea mayor que el que realmente se conoce, ya que muchas personas con pocos síntomas y sin factores de riesgo no acudirán (con buen criterio) a su médico.

Fuentes:

Ministerio de Sanidad y Política Social (Documento: Vigilancia epidemiológica de casos humanos de infección por virus pandémico (H1N1) 2009

CDC Influenza Diagnostic Testing During the 2009-2010 Flu Season

Anuncios

Documento de consenso: carta abierta

27 septiembre, 2009

Se siguen aportando cosas positivas. El 25 de Septiembre, a propuesta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) se acordó un comunicado conjunto con otras asociaciones científicas y profesionales (enumeradas al final de esta entrada). Se trata de una carta abierta a la población, que en gripeycalma valoramos muy positivamente:

Los profesionales de la salud pública, atención a la salud comunitaria, epidemiología, economía de la salud y gestión de servicios sanitarios, hemos recibido una formación específica para el análisis de los problemas de salud colectivos y de sus determinantes, para el desarrollo de las actividades de prevención y de control de estos problemas y para la evaluación de las intervenciones sanitarias correspondientes, actividades que forman parte de nuestro compromiso profesional y laboral con la sociedad y con las instituciones sanitarias.

Nos sentimos por ello responsables de contribuir a la mejora de la respuesta sanitaria y social frente a los problemas de salud que, como la gripe actual, provocan inquietud a la población, son objeto de gran interés de los medios de comunicación social y merecen una extraordinaria atención de las administraciones sanitarias locales, nacionales e internacionales. Por lo que hemos acordado el siguiente comunicado:

  1. La previsión razonable de la evolución de la gripe actual en el futuro inmediato será similar a la de la gripe estacional, con la particularidad de que la población más susceptible a la infección es la que tiene menos de cincuenta años y que algunas complicaciones graves –afortunadamente poco frecuentes— resultan llamativas y requieren una respuesta asistencial adecuada.
  2. La reacción sanitaria basada en que conviene prepararse para lo peor y si finalmente lo peor no ocurre, mejor para todos, amplifica el problema y estimula respuestas desproporcionadas, sin tener en cuenta que los efectos indeseables de unas medidas excesivas para la situación, nos exponen a notables perjuicios para la población y para el sistema sanitario que pueden superar a los atribuibles directamente a la gripe.
  3. La necesaria transparencia sobre la evolución de la situación y el acceso a una información fiable y comprensible no requiere multiplicar las comparecencias públicas de los responsables sanitarios, ni publicar anécdotas y sucesos de incierto significado, lo que comporta un desmesurado protagonismo que fomenta la alarma social y promueve falsas necesidades y expectativas exageradas en las intervenciones de prevención, tratamiento y control. La serenidad en la respuesta facilita la adopción de medidas sensatas y proporcionadas, de manera que los beneficios sean superiores a los inconvenientes.
  4. Los medios de comunicación también se deberían hacer eco de los aspectos positivos relacionados con la coordinación de las actividades sanitarias tanto de vigilancia epidemiológica como de atención a los pacientes y a la población y las recomendaciones de medidas higiénicas simples, proporcionadas y factibles, porque contribuyen a fomentar una respuesta adecuada de la población, más que resaltar noticias de impacto que resultan alarmantes.
  5. La vacuna de la gripe estacional no protege de la nueva gripe. La vacuna específica podría resultar útil. Los países del hemisferio sur acaban de pasar el invierno y la gripe sin la vacuna específica, sin que el impacto negativo de esta gripe haya superado al de la gripe estacional.
  6. La gripe se cura en la inmensa mayoría de los casos espontáneamente. El recurso a los medicamentos antivirales debe ser muy selectivo porque su utilidad práctica preventiva es limitada y su efecto terapéutico parcial, mientras que los efectos adversos no son en absoluto despreciables.
  7. Solo una pequeña proporción de los afectados presentará complicaciones y requerirá por ello una atención más específica. La persistencia de los síntomas o la presentación de signos de gravedad son motivos pertinentes de demanda de atención sanitaria. Las personas más vulnerables, ya sea porque pertenecen a grupos sociales desfavorecidos u otras razones, deben ser objeto de especial protección.
  8. Nos comprometemos a notificar cualquier cambio en la situación que requiera la adopción de medidas más adecuadas a eventuales modificaciones en la evolución de la situación. Mientras tanto continuaremos trabajando con el rigor y la prudencia necesarias para merecer la confianza de la población.

En Mahón a 25 de septiembre de 2009, en la 20ª edición de la escuela de verano de Salud Pública.

Consenso propuesto por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y suscrito por las sociedades científicas y profesionales siguientes: Asociación Española de Pediatría (AEP); Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC); Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA); Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) y Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL).


Preguntas y respuestas sobre la nueva gripe A

24 septiembre, 2009

Hemos elaborado un apartado de ‘Preguntas y respuestas sobre la nueva gripe A‘ [sección ‘preguntas’] que reflejan dudas que nos han planteado ciudadanos en la propia consulta, que escuchamos de nuestros conocidos o que recogemos de distintos foros.  Para un tratamiento más riguroso (sin dejar de emplear un lenguaje accesible para todos) hemos hecho una revisión de la literatura científica, que compartimos en muchas de las preguntas, por si algún lector (especialmente si es profesional sanitario) desea profundizar en cada tema.

No prometemos nada, pero intentaremos mantener esta sección actualizada.

Índice

  1. Sobre la nueva gripe A
  2. Exposición y contagio
  3. Síntomas
  4. Diagnóstico
  5. Dudas sobre situaciones de riesgo
  6. Medidas preventivas I: vacunas y fármacos
  7. Medidas preventivas II: medidas no farmacológicas
  8. Tratamiento

Un poco de ciencia

13 septiembre, 2009

Presentamos un set de diapositivas “remasterizadas” y actualizadas por el grupo. Esta basada en la presentación original de Pilar León* que se puede obtener aquí.
En esta presentación se explica las particularidades del virus de la gripe pandémica 2009, describe lo que ha ocurrido en el hemisferio sur y las conclusiones que podemos extraer para el hemisferio norte, y analiza aspectos relacionados con la vacunación y los tratamientos antivirales.

*Pilar León es licenciada en Ciencias Químicas (Bioquímica) y Doctora en Medicina (Microbiología), y ha trabajado durante 20 años en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (Majadahonda). Su trabajo ha sido esencialmente en el terreno de la Virología Médica, y durante los últimos 15 años ha estado a cargo de la Unidad de Hepatitis Víricas del Centro. Se retiró en 2002, y ahora mantiene su actividad profesional como consultora en los temas de su experiencia.


Gripe A, información para padres

9 septiembre, 2009

Crystal_Clear_mimetype_pdfGripe pandémica (A/H1N1) – Hoja informativa para padres

  1. La gripe es una enfermedad por lo general leve que se cura sola y sin complicaciones, salvo muy raras excepciones.

  2. La gripe pandémica A/H1N1 es una gripe más, pero que afecta a mayor número de personas que la gripe habitual de todos los años.

  3. Como en la gripe habitual, la gripe A puede resultar más grave en quienes padecen enfermedades crónicas y en ciertas situaciones, como el embarazo.

  4. El cuadro clínico de la gripe en la infancia puede ser indistinguible de cualquier otra infección viral respiratoria con fiebre, como el catarro, la laringitis, faringitis, bronquitis, etc. Los síntomas gripales típicos, como cefalea y dolores musculares, son más característicos de los niños mayores y los adolescentes.

  5. La gripe no tiene tratamiento. Los medicamentos que pueden emplearse solo buscan el alivio de los síntomas como la fiebre y el malestar. Los antibióticos no curan la gripe ni previenen complicaciones.

  6. Los medicamentos antivirales, como el oseltamivir (Tamiflu®) y el zanamivir (Relenza®), no son curativos y no se recomiendan para la población general sana.

  7. Si cree que su hijo tiene gripe puede aliviarlo en casa con paracetamol o ibuprofeno. Manténgalo bien hidratado, ofreciéndole agua o zumos naturales. Confíe en su sentido común y en su capacidad para cuidarlo.

  8. No acuda a los centros sanitarios salvo que crea que su hijo necesita atención especial por sus problemas previos o porque tenga dificultad para respirar o alimentarse, respiración acelerada, fiebre más de 3 días o si lo encuentra muy afectado. Si lo cree conveniente, comunique telefónicamente su situación y sus dudas.

  9. Algunos de los sitios donde habrá más riesgo de contagio de la gripe pandémica serán, previsiblemente, las salas de espera de los centros sanitarios.

  10. El lavado de manos frecuente es la medida más eficaz para prevenir la transmisión de la gripe y de otras infecciones.


Gripe A: ante todo mucha calma (resumen)

4 septiembre, 2009

calmin

¿Qué es la gripe A/H1N1?

La gripe A es una enfermedad que cursa de forma leve en la gran mayoría de las personas. La situación actual no justifica una alarma social. Por ello es muy importante mantener la paciencia y la tranquilidad.

¿Cómo se contagia?

Como la gripe común, se contagia muy fácilmente porque se transmite a través del aire por medio de pequeñas gotitas que lanzamos al hablar, toser o estornudar. Pero que sea muy contagiosa no quiere decir que sea más grave.

¿Cómo se diagnostica?

Por los síntomas que produce. La prueba diagnóstica no es útil en una gripe leve o moderada.

¿Cómo puede evolucionar la gripe A?

La inmensa mayoría de las personas pasan la gripe con síntomas leves o moderados. Se debe mantener una especial vigilancia de la evolución de los síntomas en personas con enfermedades crónicas descompensadas, niños menores de seis meses y en pacientes de riesgo más elevado (inmunodeprimidos).

¿Cómo podemos actuar para prevenir el contagio?

Las recomendaciones básicas son:

1. Lavarse las manos frecuentemente.

2. Estornudar o toser usando pañuelos desechables.

No está claro si el uso de mascarillas evita la propagación de la epidemia.

¿Qué debo hacer si tengo síntomas?

La mayor parte de las personas tendrán síntomas leves y acudir al médico no les aportará ningún beneficio. La saturación de los centros de salud y hospitales puede dificultar una correcta atención a personas graves por la gripe o por otros problemas de salud.

Deben solicitar atención médica aquellas personas que tengan dificultad al respirar, dolor importante en el pecho, alteraciones de la conciencia (sensación de aturdimiento o desmayo), que empeoren de forma rápida o después de 7 días del comienzo de los síntomas. En el caso de los niños, la edad inferior a 6 meses, la respiración acelerada o la fiebre que dura más de tres días (72 horas) hacen recomendable evaluación médica. Por ello, las personas sanas que presenten un cuadro gripal sin síntomas de gravedad pueden realizar autocuidados en sus casas. Si uno está enfermo conviene no acudir a lugares muy llenos de gente para evitar contagiar a otras personas.

¿He de tomar algún tratamiento si me pongo enfermo?

Aunque la fiebre no es peligrosa en sí misma, los antitérmicos como el paracetamol o el ibuprofeno pueden ser útiles para aliviar el malestar que produce.
Los medicamentos antivirales han demostrado muy poca eficacia y tienen efectos secundarios. Por ello su uso deberá ser restringido a los pacientes que sufran complicaciones o aquellos con alto riesgo de sufrirlas.

¿Y si estoy embarazada?
Siempre se ha sabido que el embarazo supone un pequeño incremento del riesgo para las complicaciones de la gripe (cualquier tipo de gripe). En caso de fiebre o síntomas de gripe, es recomendable consultar con un profesional sanitario.

pdfTexto en castellano, catalán, euskera y gallego


ABC de la gripe A [video]

3 septiembre, 2009